Muchas veces hemos oído o leído sobre la zona de confort, y lo que implica para nuestra vida.

Es una zona que está intrínseco en nosotros como seres humanos. Y como tal, podemos aprovecharla a nuestro favor o, por el contrario, puede ser una limitación para nuestro crecimiento personal.

Cada uno tiene su propia zona de confort, ya que todos somos distintos. Por ejemplo, si me da miedo a viajar sola ello no significa que tú tengas que tener el mismo miedo.

Por ello, es importante el autoconomiento para saber dónde está mi límite y cuando dejo que el miedo me paralice. O, por el contrario, para ti es agradable experimentar cosas nuevas ya que –de esa forma- sales de la zona de confort para evolucionar.

Sea cual sea tu situación, lo importante es saber detectar cuándo estamos dentro o fuera de la zona de comodidad, para así descubrir si estamos permitiendo aprender -o no- las lecciones que trae.

 

 

Qué es la zona de confort 

 

Wikipedia nos dice que “es un estado de comportamiento en el cual la persona opera en una condición de “ansiedad neutral”, utilizando una serie de comportamientos conseguir un nivel constante de rendimiento sin sentido del riesgo”.

La verdad es que me gusta más la explicación que entrega la psicología al decir que es “un estado mental en que el individuo permanece pasivo ante los sucesos que experimenta a lo largo de su vida, desarrollando una rutina sin sobresaltos ni riesgos, pero también sin incentivos”.

De las definiciones podemos concluir que la zona de confort comienza en la mente y, como tal, depende de nosotras quedarnos ahí o salir de ella.

También reúne elementos como:

  • No tomar riesgo
  • Vivir en la rutina
  • No tener incentivos
  • No hace nada nuevo y distinto
  • Sentirse seguro en lo conocido

 

Todo ello conlleva a cierta dependencia a los lugares y las personas, lo cual impide estar abierta a conocer “lo nuevo” y a dejar que la vida te sorprenda.

 

 

Consejos para salir de la zona de confort 

 

Sé lo cómodo que es quedarse en lo conocido, porque sientes que puedes tener el control. Pero la verdad es que resulta imposible tener todo controlado.

Los imprevistos ocurren y, por ello, hay que tener los ojos bien abiertos para dilucidar el aprendizaje que nos trae.

La zona de confort nos hace sentir seguros, aun cuando esta seguridad sea relativa.

Se busca evitar todo lo que cause daño y sufrimiento. Sin considerar que, a veces, es necesario transitar el dolor para hacer un cambio real.

El gran problema está cuando nos quedamos mucho tiempo en la zona de comodidad, lo que necesariamente lleva al estancamiento al no buscar nuevos retos y estímulos que contribuyan al crecimiento personal.

Pero si te estás preguntando ¿cómo salir de la zona de confort? te dejo unos consejos que te ayudarán a dar el paso.

 

 

1. Conoce y cambia tus límites

 

Cada persona tiene sus propias creencias, hábitos y pensamientos. Lo fundamental es determinar si estos nos expanden o nos limitan.

En caso que se trate de una creencia, hábito o pensamiento limitante y de escasez, entonces es necesario cambiarlo.

Darle la importancia que tiene, e indagar sobre su origen, te ayuda a comprender que aquello no te define y que tienes la capacidad de lograr todo lo que desees a través de tu poder personal.

 

 

2. Define lo que quieres y trabaja para conseguirlo

 

Empezar con pequeñas acciones te permite obtener el gran resultado que deseas.

Por ejemplo, soy una persona más bien tímida e introvertida, pero cuando viajé sola tuve que trabajar en mi inseguridad y miedos para abrirme a la posibilidad de conocer nuevas personas. Ahora esto mismo lo estoy aplicando en mi diario vivir.

Lo importante es definir qué es lo que te gustaría cambiar para así convertirte en la mejor versión de ti misma.

 

 

3. Elije el coraje por sobre el miedo

 

Salir a lo desconocido hace que sintamos miedo a la incertidumbre.

La mejor forma de vencerlo es tirarse a la piscina y preguntarse: ¿qué es lo peor que podría pasar? Te darás cuenta que la respuesta no es tan terrible y no tienes nada que perder.

Cuando decidí irme a vivir a Canadá me hice aquella pregunta, y cuando me di cuenta que lo peor hubiese sido regresar, comprendí que no hacerlo sería peor que mirar hacia atrás y preguntarme: qué hubiera pasado si…

Hacerse esos planteamientos te permite encontrar un equilibrio y no dejar que el miedo te paralice. De esta forma el coraje, la valentía y la confianza aparecen.

Arriésgate y cambia el pensamiento por… ¿y si me sale bien?

 

zona de confort

 

 

4. Conecta con la creatividad

 

Salir de la zona de comodidad estimula la creatividad al dejar de lado lo que es rutinario.

Indaga en la forma en que sueles hacer las cosas y actúa en el sentido contrario. Por ejemplo, involúcrate en proyectos creativos que te fuercen a pensar de manera diferente.

De esta forma conectaras contigo y con lo que realmente quieres hacer.

Buscar alternativas donde antes había muros te ayuda a aumentar la creatividad.

 

 

5. Muévete y has algo nuevo

 

No eres un árbol que está arraigado a la tierra a través de las raíces, sino que tienes pies para desplazarte con libertad.

Prueba con exponerte a nuevos ambientes y que el espacio físico sea otro. Por ejemplo, si eres emprendedor digital prueba con trabajar fuera de tu casa. También viajar que te ayuden a mejorar tu inglés, conocer nuevas personas y cultura.

El moverse también incluye otros aspectos, tales como vestir de una manera distinta a la usual o cambiar el lugar donde están los muebles de tu casa.

Has algo distinto todos los días, aunque sea pequeño. Porque la vida es movimiento y lo único constante es el cambio.

 

 

6. Cree y confía en ti

 

Para todo lo que hagas es necesario que creas en ti, que confíes en ti y disfrutes del camino que estás recorriendo. Nadie lo hará por ti.

Si una persona consiguió lo que deseas, entonces tú también puedes hacerlo, ¿por qué no?

Primero debes empezar creyendo en ti para que las demás personas también crean en ti y en tu idea.

Confiar en ti mismo es clave para conseguir lo que deseas y para que salgas de tu zona de confort.

 

 

7. Apóyate en otras personas

 

Quizás te resulte difícil salir por ti mismo de la zona de comodidad. Para ello lo mejor es que te apoyes en la familia, amigos o en algún terapeuta.

Las personas externas nos ayudan a tener otros puntos de vista y a identificar los cambios que sean necesarios.

 La imparcialidad de un tercero permite tener una visión más panorámica cuando la propia visión está limitada.

Además encerrarse en la cueva no contribuye a la zona de aprendizaje.

 

 

21 ideas para que empieces hoy mismo 

 

Hasta aquí has comprendido lo que es la zona de confort y todo lo que trae salir de ella. No obstante, te sientes estancado porque no se te ocurre nada que hacer.

Aquí te entrego varias ideas para hacer y así le pegues una patada a cualquier excusa que tu mente te diga.

 

1. Cambia el recorrido que haces de la casa al trabajo.

2. Sal con nuevas personas.

3. Prueba nuevas comidas.

4. Escucha otra radio o nueva música.

5. Ve un nuevo canal de noticias.

6. Lee un diario diferente.

7. Prueba vestirte con otros colores a los usuales.

8. Córtate o tiñe el pelo.

9. Aféitate o déjate barba.

10. Ve a un lugar que no conozcas de tu ciudad.

11. Prueba tener el celular apagado por 24 horas.

12. Anda sola al cine.

13. Come sola en un restaurante.

14. Apaga el televisor por un día.

15. Si llueve, no uses paraguas.

16. Canta karaoke sin alcohol (si normalmente necesitas alcohol para atreverte).

17. Saluda y habla con un desconocido.

18. Camina por el pasto descalzo.

19. Elige tener solo pensamientos positivos que te empoderen.

20. Empieza a meditar o hacer yoga (o la disciplina que desees).

21. Agradece por 10 cosas que ya tienes.

 

 

Ahora es tu momento 

 

Sé que es difícil atreverse a salir de la zona de confort. Abundan los miedos: miedo al qué dirán, miedo al fracaso, miedo a lo desconocido, miedo a la incertidumbre, miedo al ridículo.

Sea cual sea el miedo que aparezca, lo decisivo es hacerlo a pesar de ello. Actuar, aunque sea con miedo.

Si lo haces descubrirás una nueva versión de ti, lo que incrementará la confianza y seguridad en ti.

Al final lograrás aprendizajes que te darás cuenta que todo ha valido la pena.

 

Si no terminas de convencerte, por favor ve este video. Querrás salir de tu zona de confort desde el mismo momento que termines de verlo 😉

 

 

 

 

Después de vivir en el extranjero y viajar sola decidí reinventarme para vivir más alineada a quien soy y la vida que quiero.
Ahora ayudo a que vivas en conexión contigo misma para hacer un cambio de vida y vivas en amor, libertad y abundancia.

Te dejo esta guía gratuita para que empieces hoy mismo.







Descarga gratis: 7 claves para conocerte más y mejor en tu siguiente viaje

Responsable: Viajes Que Transforman, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@viajesquetransforman.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

close

Escribe tu email y recibe gratis la guía

Responsable: Viajes Que Transforman, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@viajesquetransforman.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: