Olvidamos conectarnos con la gratitud. Y no me refiero al solo hecho de decir: “gracias”. Sino, también, sentir lo que decimos.

Desde pequeñas nos han educado que debemos decir las “3 palabras mágicas”: gracias; por favor; de nada. Está tan inculcado en nosotras que- a veces- solo lo decimos en forma automática.

Cuando ello ocurre, pregúntate: ¿siento la gratitud? ¿Logro conectarme con mi cuerpo cuando agradezco?

Si lo sientes es porque estás agradeciendo desde el corazón.

Y agradecer no solo se centra en decírselo a una persona. También podemos agradecer a la vida y a nosotras mismas.

Cuando comencé este viaje interior pude descubrir cómo me siento cada vez que agradezco por las cosas que han ocurrido. Y, también, por las que no han sucedido.

A veces olvido agradecer y sólo me enfoco en manifestar lo que quiero. Pero una de las vías para acelerar este proceso es mediante la gratitud.

Empieza a conectar con tu gratitud. Todos tenemos algo por lo cual agradecer. Y harás un cambio en tu vida. 

 

 

La gratitud

 

 

El sentimiento de gratitud surge cuando tomamos consciencia respecto a todas las cosas que ya tenemos.

Cuando aprecias todas las cosas buenas que ya forman parte de tu vida, descubres que hay muchas razones por las cuales estar agradecida.

También comprendes que todo es perfecto; tal como ocurrieron (o no ocurrieron) las cosas.

Cada experiencia nos trae un aprendizaje. Y depende de nosotras descubrir la lección que hay detrás.

Sé que es difícil mantenerse positiva cuando sientes que todo sale mal. Pero si te detienes un momento, conectas contigo misma y te preguntas: ¿qué tengo que aprender de esta experiencia? Te darás cuenta que te traía algo bueno por lo cual sentir gratitud.

Recuerda que estamos hablando de sentirlo de corazón, de conectar con el agradecimiento y sentirlo en el cuerpo. No es suficiente agradecer “de la boca para afuera”.

 

 

Día de Acción de Gracias

 

 

Si bien esta celebración tiene un origen religioso, podemos abstraernos de ello y apreciar cuál es su verdadero objetivo.

Independiente de lo que creamos, me parece que aquella festividad busca celebrar la vida que tienes y por la cual sentirse agradecida.

Un día al año estás “obligada” a parar, compartir con tu familia, disfrutar de una rica cena y tomar consciencia respecto a todas las cosas buenas que ya tienes en tu vida.

¿Te imaginas cómo sería tu vida si dieras las gracias todos los días? Tu vida cambiaria completamente.

Tuve un pequeño acercamiento sobre esta celebración cuando viví en Canadá.  Al igual que en Estados Unidos, los canadienses celebran este día.

Para mí fue una novedad ya que no forma parte de la cultura Latinoamericana.

Y si bien no viví la festividad como se ve en las películas. Sí pude compartir con quienes eran mi familia en ese entonces, y agradecer por todo lo que estaba viviendo.

Me parece que eso es a lo que invita el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day, en inglés): sentir gratitud por todo lo que has vivido, por las cosas que ya tienes, y por las personas que te rodean.

 

 

Ley de atracción

 

 

La gratitud está muy relacionada con la ley de atracción.

Para manifestar lo que deseas hay que agradecer como si ya lo tuvieras en tu vida.

Si te conectas con el sentimiento de gratitud lograrás vibrar más alto, lo cual es un acelerador en el arte de la manifestación.

De esta forma, además, atraes más cosas buenas a tu vida.

Albert Einstein demostró que el Universo es energía. Y los seres humanos también somos energía vibrando en distintas frecuencias.

Tus sentimientos, pensamientos y creencias influyen en tu vibración y la frecuencia de tu energía.

Cuando sientes gratitud haces que tus emociones y pensamientos sean positivos.

Incluso estarás atrayendo situaciones por las cuales te sentirás más agradecida.

De esta manera, serás capaz de atraer circunstancias y personas que te ayudarán a manifestar lo que deseas.

 

gratitudFoto: Mujer Holística

 

 

 

Beneficios del agradecimiento

 

 

Son múltiples las ventajas que tiene la gratitud.

Para mí, la más importante ha sido el cambio de perspectiva que he tenido en mi vida, lo cual está en directa relación con la abundancia.

Antes me enfocaba en carencias y en lo que me faltaba. Pensaba que el día que tuviera todo lo que deseaba, por fin sería feliz.

Luego cuando empecé a agradecer por todo lo vivido y por todo lo que ya tengo en mi vida, mi actitud ante la vida cambió.

La invitación es que descubras- por ti misma- todos los beneficios que conlleva.

Mientras tanto, te comparto algunas ventajas.

 

 

1. Eleva tu vibración energética

 

 

Cuando agradeces de corazón y lo sientes en tu cuerpo, comienzas a vibrar más alto.

Si vibras más alto, entonces será más fácil atraer lo que deseas.

Y, al mismo tiempo, te sentirás más feliz.

Si sientes gratitud por todo lo bueno ya que tienes, recibirás más de lo mismo.  

“El experimento realizado por el Dr. Masaru Emoto demostró que nuestros pensamientos, palabras y sentimientos impactan las moléculas de agua, la tierra, y nuestra salud personal. Emoto analizó los patrones que las partículas de agua formaban tras ser expuestas a diferentes vibraciones, de música pensamientos o palabras.

Descubrió que el agua de manantiales claros y el agua que había sido expuesta a palabras de agradecimiento mostraba formas más simétricas, armónicas, multifacéticas y coloridas. Por el contrario, el agua contaminada y el agua expuesta a pensamientos negativos formaban patrones incompletos y asimétricos con colores opacos”.

Nuestro cuerpo está compuesto por un 70% de agua. Imagina el impacto que tendría en nuestro cuerpo si cada día agradecemos más.

 

 

2. Cambia tu perspectiva de la vida 

 

 

Tu cerebro se enfoca en las cosas buenas de la vida. Y, con ello, tus pensamientos se vuelven positivos.

Dejas de enfocarte en lo que no tienes o en lo que te falta. Aquellos pensamientos de carencia disminuyen.

También vives en el presente, ya que para agradecer por todo lo que ya tienes debes prestar atención al aquí y ahora.

Además es una excelente forma para conectar con la prosperidad y la abundancia que ya tienes en tu vida.

De esta manera, cambiará la perspectiva que tienes de tu vida. Y te darás cuenta que no todo es tan malo como crees.

 

 

3. Mejora tu salud física

 

 

La gratitud no solo hace que te sientas más feliz sino, también, te ayuda en tu salud física.

Mejora el sueño, estimula la inmunidad y disminuye el riesgo de enfermarte.

Cada vez es más reconocido que nuestros pensamientos afectan nuestra salud. Incluso se ha demostrado que puedes sanar tus dolencias físicas a través de la mente.

Si antes de dormir agradeces por todo lo vivido durante el día, estarás en un estado de relajación que te permitirá tener un sueño más profundo.

La gratitud también disminuye los niveles de estrés, depresión y ansiedad. 

 

 

En la imagen de abajo, puedes ver todos los otros beneficios que trae la gratitud 🙂

 

 

gratitudFoto: Hábitos Exitosos

 

 

 

Ideas para tu práctica diaria de gratitud

 

 

Como todo en la vida, es necesario actuar para que se produzcan los cambios que deseamos.

Comenzar una práctica diaria de gratitud es una excelente forma para mejorar nuestra vida.

Ahora te quiero proponer una serie de ejercicios que puedes realizar para comenzar tu práctica de gratitud.

Utiliza el que te resulte más cómodo y hazlo todos los días 😉

 

 

1. Diario

 

 

Tener un diario en el cual escribir todo lo que piensas y sientes es un método muy efectivo para compartir y liberar.

Con el agradecimiento sucede lo mismo.

Toma un lápiz y un papel y agradece por todas las cosas que ya tienes en tu vida. Puede ser una lista de 3, 5, 7 o 10 cosas. Lo que desees.

Puedes comenzar con la frase: “hoy estoy agradecida por…”

Para que el ejercicio sea efectivo, lo ideal es que lo realices todos los días.

Puedes elegir hacerlo o en la mañana y así comenzar bien tu día. O bien en la noche y darte cuenta de todas las cosas buenas que te ocurrieron durante el día.

Lo más importante es hacerlo.

Con el transcurso de los días notaras cómo cambian tus sentimientos y tu percepción sobre la vida.

 

 

2. Visualización

 

 

Si no eres de escribir y prefieres utilizar tu imaginación, entonces esta es otra opción.

Durante el transcurso del día agradece de corazón todo lo que te llegue. Puede ser, por ejemplo, una sonrisa, la luz del sol, un abrazo, etc.

Si te das cuenta justo en el instante que lo recibes, entonces agradece.

Otra práctica es sentir gratitud no solo cuando recibes, sino también cuando das. Por ejemplo, cuando ayudas a una amiga, escuchas a otra persona, etc.

Todos estos actos que- en el diario vivir- pueden pasar desapercibidos, el ejercicio consiste en que seas consciente de estos detalles y agradezcas por ellos.

De esta forma, te conectarás con tu niña interior.

Recuerda cuando eras pequeña como las cosas simples te hacían sentir feliz.

La inocencia la perdemos a medida que crecemos. Y la idea del ejercicio es recuperarla.

Permitámonos volver a conectar con nuestra niña interior. Ella siempre nos acompaña y desea salir a jugar y volver a disfrutar de la vida.

 

 

3. Tus sentidos

 

 

Para que la gratitud sea realmente efectiva es necesario sentirlo en nuestro cuerpo.

Cuando agradezcas toma consciencia en qué parte de tu cuerpo lo sientes.

Quizás sientas expansión en el corazón o sientas tu poder personal en el plexo solar o en la garganta.

Pregúntate: ¿dónde estoy sintiendo el agradecimiento?

Si lo haces, no solo estarás conectando con las palabras sino, también, con la vibración de tu cuerpo físico.

Indaga y descubre dónde te “habla” el cuerpo. Y conecta con esa parte de tu cuerpo cada vez que agradezcas por algo.

 

 

Agradecimiento público

 

 

Quiero aprovechar este artículo para agradecer en forma pública.

Nunca antes lo había hecho, pero pensé: si en los libros siempre hay secciones de agradecimiento ¿por qué no hacer lo mismo aquí?

Sobre todo cuando el tema central es la gratitud.

Pues bien… aquí voy.

 

Agradezco:

  • A mí misma por permitirme sentir, tomar consciencia de mis pensamientos, y por querer vivir al máximo.
  • A mi familia, sobre todo a mis padres y a mi hermana, por su apoyo incondicional.
  • Al tiempo que tengo para poder dedicarme a escribir estas líneas y querer ayudar a más personas.
  • A los alimentos que como todos los días, los que me entregan la energía que necesito.
  • A la ducha caliente que me limpia y renueva.
  • A la hermosa vista de la Cordillera de los Andes que tengo desde la terraza del edificio donde vivo.
  • A la meditación que me ha permitido conocerme más y tener una mayor conexión conmigo misma.
  • Al dinero que permite el intercambio y flujo de energía.
  • A mi cuerpo que me permite estar viva y saludable en este mundo.
  • A los árboles que me entregan el oxígeno para respirar y al sol por la vitamina D.
  • A los viajes que me han permitido descubrirme y conocer nuevos lugares.
  • A todos los seres de luz y amor que me acompañan y protegen todos los días.
  • Al internet y el computador que me permiten comunicarme con ustedes y ayudar a mejorar sus vidas.
  • Al amor, ya que estoy inundada por el amor propio, el amor de familia, el amor de amigos y el amor de todos los seres de luz.
  • A la vida por darme oportunidades, regalos y experiencias que me han llevado a estar donde estoy ahora.

 

 

Después de esta explosión de agradecimientos es inevitable acordarme de Violeta Parra y su hermosa canción “Gracias a la Vida”.

Se las comparto para que la escuchen y se conecten con su propia gratitud.

 

 

 

 

 

Ahora es tu momento

 

 

Luego de haberte contado el poder que tiene la gratitud y los beneficios que ésta tiene para tu vida, ahora es momento que actúes y comiences tu práctica diaria de gratitud.

A medida que agradezcas todos los días iras descubriendo cambios en tu vida y sobre ti misma.

Los ejercicios que te he entregado son variados. Elige el que mejor sea para ti.

 

 

Ahora puedes comenzar aquí mismo.

¡Tú también puedes hacer un agradecimiento público!

Cuéntanos en los comentarios todas las cosas por las cuales te sientes agradecida.

 

 

No puedo terminar este artículo sin decirte: “Gracias por estar aquí”.

Agradezco de corazón a todos y cada uno de ustedes por leerme y formar parte de esta linda tribu ❤

 

 

 

Después de vivir en el extranjero y viajar sola decidí reinventarme para vivir más alineada a quien soy y la vida que quiero.
Ahora ayudo a mujeres con su autoestima y autoconocimiento para que cambien su vida y vivan con amor, libertad y abundancia.

Te dejo esta guía gratuita para que empieces hoy mismo.







Descarga gratis: 7 claves para conocerte más y mejor en tu siguiente viaje

Responsable: Viajes Que Transforman, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@viajesquetransforman.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

close

Escribe tu email y recibe gratis la guía

Responsable: Viajes Que Transforman, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@viajesquetransforman.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: