Si quieres cambiar tu vida y deseas sentirte mejor, es indispensable trabajar en mejorar tu autoestima.

Yo no lo comprendí hasta que tome consciencia que tenía un baja autoestima, y que era necesario aumentarla si no quería caer en el precipicio en el que me encontraba.

El bullying que sufrí en el colegio marco mucho mi falta de autoestima, mi inseguridad, y la escasez de amor propio. Pero un día decidí que ya no quería que aquella experiencia continuara marcando mi forma de ser y mi vida. Y si bien ocurrió cuando tenía 11 años, de alguna u otra forma aquella tristeza y dolor se encargaba de volver a aparecer… hasta que comprendí que era necesario sanar, perdonar(me) y aumentar mi autoconcepto.

La baja autoestima se reflejaba en todos los ámbitos de mi vida, sobre todo en las relaciones de pareja. Si quería cambiar fue necesario preguntarme:

  • ¿Cuál es la visión que tengo de mí misma?;
  • ¿Cómo me trato?;
  • ¿Qué me digo a mí misma?;
  • ¿Cuáles son mis pensamientos recurrentes?;
  • ¿Cómo me siento con las demás personas?;
  • ¿Establezco límites sanos, o no?;
  • ¿Siento amor por mí misma, o no?;
  • ¿Me valoro, me respeto y cuido de mí misma?
  • ¿Me conozco y me acepto?
  • ¿Estoy conectada conmigo misma?

Tener una panorámica general te entrega una perspectiva de ti misma, lo que te ayuda a ser una observadora de tu persona y de tu vida.

Así que… si yo pude mejorar mi autoestima, tú también lo puedes hacer 🙂

 

 

¿Qué es la autoestima?

 

Autoestima es la percepción que tengas de ti misma, definida por cómo es la relación con uno mismo y con las demás personas. Por lo tanto, tu autoestima está establecida por tu propio autoconcepto sobre tu persona.

Al ser una percepción puede cambiar, por lo que a lo largo de la vida vas cambiando la forma en que te ves. Aquello implica que depende de ti mejorarla.

Wikipedia dice que es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamiento dirigidas hacia otras personas, hacia su manera de ser, y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter. En resumen: es la percepción evaluativa de nosotros mismos.

De la definición es posible determinar las siguientes características de la autoestima:

  1. Lo integra percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamiento. La visión que tengas de ti misma puede ser muy distinta a la que tenga otra persona siendo, como consecuencia, subjetiva.
  2. Puede estar dirigido a las demás personas o a uno mismo. Cuando es respecto a uno mismo, la percepción puede ser a tu cuerpo físico (autoimagen), a tus virtudes o a tus defectos.
  3. Siempre hay una evaluación que proviene de uno (autoevaluación) y como tal es subjetiva (al ser una percepción) y, por lo tanto, puede cambiar.

Es posible darse cuenta de como la autoestima sana es la clave para tu bienestar y para vivir en equilibrio.

 

 

Tipos de autoestima (o niveles, para que descubras en cuál estás) 

 

La percepción, los pensamientos, los actos, las experiencias y los sentimientos te van forjando a lo largo de la vida y, con ello, vas creando tu autoestima personal.

Dependiendo si has vivido cosas buenas o malas, tu autoconcepto será positivo o negativo.

Descubramos en cuál nivel te encuentras.

 

 

Autoestima alta

 

La alta autoestima se da cuando tienes una valoración positiva de ti misma.

Una de las claves principales es la aceptación, ya que aceptas quién eres y ves las dificultades como oportunidades para mejorar como persona.

Has construido un autoconcepto positivo, en el que aceptas lo que puedes hacer y lo que no.

Un ejemplo son los deportistas de alto rendimiento, porque ellos tienen una gran confianza en sí mismo, y entrenan todos los días para alcanzar sus objetivos. No se dejan vencer por la derrota y perseveran para ser cada vez mejores. Se superan así mismos cada día y luchan por lo que quieren.

Lo mismo sucede con las personas que deciden emprender. Yo misma he tenido que trabajar mucho la confianza y la seguridad en mí misma; aprender a convivir con la incertidumbre y con el miedo; ser paciente; y mejorar mi autoestima.

No ha sido fácil hacer el cambio porque aparecen creencias limitantes que están muy arraigadas, pero cuando estas decidida a cambiar, porque ya no quiere seguir viviendo -ni sintiendo- de la misma forma, es cuando se produce el cambio. Claro que toma tiempo y no ocurre de la noche a la mañana, pero al compararme con quién era antes, me he dado cuenta lo mucho que he crecido y el gran amor que siento por mí.

Para que te des cuenta que tú también te puedes autosuperar, te cuento algunas de las características de las personas con una autoestima alta:

  • Reconocen y celebran sus logros.
  • Expresan sus sentimientos.
  • Dan a conocer su opinión.
  • Se aman, se valoran y son seguras de sí mismas.
  • Reconocen sus errores y perdonan.
  • No tienen miedo al fracaso ni a los cambios.
  • Son perseverantes, disciplinados y luchan por alcanzar sus metas.
  • Saben decir que no.
  • No se dejan influenciar por la opinión de las demás personas.
  • No se comparan con los demás.

La valoración positiva sobre ti misma te brinda beneficios que harán que vivas en armonía y en coherencia.

Puedes trabajar en ti para desarrollar y mejorar tu autoestima personal. Sólo es necesario que te lo propongas y que hagas todas las transformaciones que no estén acorde a la persona que quieres ser.

 

 

autoestima

 

 

Autoestima baja

 

Las circunstancias de la vida y los problemas afectan tu salud emocional, ya que vives situaciones dolorosas que a veces son difíciles de superar. Incluso puede afectar tu autovaloración al sentirte inferior a los demás.

Por ejemplo, cuando tenía baja autoestima siempre que veía una foto mía decía: “que salgo mal”, “me veo muy fea”… cuando en realidad lo que estaba buscando era que alguien me dijera: “no, sales muy bien”… porque en el fondo sabía que así era, pero necesitaba reafirmarlo y aprobación.

En ese entonces no me aceptaba, no me valoraba, y menos aún me quería. Buscaba que las otras personas me dieran el cariño y la seguridad que no encontraba en mí. Luego entendí que si no me veo con amor nadie va a lograr entregarme el cariño que no sentía por mí misma.

Alguna de las causas o características que tienen las personas con baja autoestima son:

  • No se aman, no se valoran, no se aceptan ni se respetan así mismas.
  • Sienten que no pueden, que no son capaces y que hay personas mejores que uno.
  • Son indecisas y se dejan influenciar por los demás.
  • Tienen miedo de expresar sus opiniones, sobre todo si son opuestos.
  • No saben decir que no y tampoco establecen límites sanos.
  • No se aceptan como son.
  • Ven solo defectos físicos y de carácter.
  • Inseguros y falta de confianza en sí mismos.
  • No se conocen.
  • No hablan de sí mismos.

Hay que considerar que uno no está siempre igual, y dependiendo de lo que estés viviendo puedes estar mejor o peor. De esta forma, tu autoconcepto va cambiando y evoluciona a medida que tú también lo haces.

En el siguiente punto te entrego técnicas para que aumentes tu valoración personal 😉

 

 

¿Cómo mejorar tu autoestima?

 

La autoestima personal es la solución a todos los problemas que afectan tu salud emocional. De ahí la importancia de tener una autoestima positiva y adecuada, para vivir con más confianza y optimismo.

Es indispensable que tu valoración y percepción sobre ti misma sea alta porque todo empieza y termina en ti, lo que implica que tú eres responsable como te tratas y como te perciben los demás.

La autoestima sana está relacionada con varios conceptos que son los “auto”:

  • Autoaceptación,
  • Autoreconocimiento,
  • Autovaloración,
  • Autorespeto,
  • Autosuperación.

A continuación hay una serie de claves que te ayudarán a aumentar tu autoconcepto, para que te conviertas en tu mejor amiga y no te desentiendas u olvides de ti misma.

Además te propongo una serie de actividades que te ayudarán a tener una autoestima sana.

 

 

1. Cambia tu percepción

 

Tal como te comenté más arriba, tu autoimagen es subjetiva por tratarse de una percepción que tienes de ti misma; y como tal, puede ser cambiada. Y para modificarla tienes que estar decidida, porque es un trabajo que depende solo de ti.

Además, ¿qué prefieres: tener una autoestima positiva y sana para ser feliz, o vivir es un estado de infelicidad por no valorarte? Seguro eliges la primera opción.

Cuando decidí que iba a mejorar la propia imagen que tenía de mí misma, empecé a modificar mi percepción y opté por que las experiencias del pasado no continuaran arrastrando a la Andrea que ya no quería ser. Para ello, hice un cambio de percepción:

  • Comencé a verme y tratarme con más amor;
  • Respetarme y ser más paciente conmigo;
  • Valorarme más;
  • Darme cuenta de todas las cualidades que tengo;
  • Me deshice de todo lo que no me ayudaba;

Ejercicio –> Haz una lista que defina quién eres. Luego anota todo lo que quieres mejorar de ti, y que no esté acorde a la persona que quieres ser.

 

 

2. Modifica las creencias limitantes que tienes de ti misma

 

Las creencias limitantes surgen como consecuencia de las experiencias personales, estableciendo una creencia que no es cierta pero que tú crees que sí lo es.

La experiencia del bullying me definió como una persona insegura; que no se amaba; que sentía que no valía nada; y con el miedo que me volvieran a hacer daño. No fue difícil cambiar dichas creencias que tenía tan arraigadas, sobre todo cuando a los 11 años estás experimentando transformaciones físicas y comienzas a forjar la personalidad, además de empezar con el autoconocimiento y a relacionarte con el sexo opuesto.

Aquella Andrea me acompaño durante muchos años, hasta que decidí que ya no quería continuar viviendo de la misma forma. Fue un proceso largo en el que tuve que sacar a la luz viejas heridas de dolor y sufrimiento, pero estuve dispuesta a hacerlo con tal de cambiar la forma en que me veía.

Ahora siento que me amo, me respeto, y me valoro. Tengo más seguridad y confianza en mí misma. Soy capaz de establecer límites sanos y alejarme de todo lo que no me hace bien.

Todo lo que creas de ti no es así; es solo una percepción que adquiriste por alguna experiencia dolorosa que te marcó, o por la carencia de afectosLa buena noticia es que tienes el poder de decidir lo que quieres creer, y puedes reemplazar lo que no te sirve por ideas que te empoderen.

Ejercicio –> Haz una lista de todas tus virtudes (puedes preguntar a otras personas qué imagen tienen de ti). Luego lee la lista e interioriza todas las cosas buenas que ya tienes en ti.

 

 

3. Observa tu diálogo interno

 

Todo lo que te dices forja tu imagen personal, y esa construcción definirá lo que proyectes a los demás. Es fundamental, también, que tomes consciencia sobre lo que piensas de ti; así te darás cuenta si te valoras y respetas, o no.

Algunas frases que detonan una autoestima baja son:

  • “No puedo”
  • “No me quieres”
  • “No soy lo suficientemente buena”
  • “No valgo nada”
  • “Otras personas son mejor que yo”

En cambio, lo opuesto serían frases que demuestran que tienes una autoestima alta:

  • “Sí puedo”
  • “Me amo”
  • “Ya soy lo suficientemente buena”
  • “Valgo mucho”
  • “Si otras personas lo hicieron, yo también puedo”

¿En cuál posición estás? ¿Cuál es tu pensamiento recurrente? ¿Qué es lo que más te dices?

Ejercicio –> Escribe todo lo que te dices y todo lo que piensas de ti durante el transcurso del día. Anota todas las frases que vengan a tu mente.

 

 

4. Trabaja la seguridad y la confianza en ti misma

 

La seguridad y la confianza se va desarrollando durante la vida. El problema está cuando te ocurren experiencias que ponen en jaque esos sentimientos.

Los momentos dolorosos afectan la autoestima personal y provocan inseguridad y desconfianza en quien uno cree ser. 

Para remediarlo, primero, hay que darse cuenta sobre aquella falta de seguridad y confianza en uno mismo. Luego decidir cambiarlo, ya sea sola o con ayuda de un profesional.

Revirtiendo la situación podrás desarrollar una autoestima positiva, lo que te hará sentir que eres una ganadora capaz de salir adelante y lograr todo lo que se proponga. Te sentirás empoderada y que has tenido un mérito personal.

Ejercicio –> Piensa en todas las situaciones y las personas que te hacen sentir insegura y desconfiada. Pregúntate si hubo alguna experiencia en particular que te provocó sentirte así. Una vez detectada, visualiza que la circunstancia fue distinta a como ocurrió.

 

 

autoestima

 

 

5. Aprender a decir que no

 

Saber decir que no a otras personas es fundamental para establecer límites sanos. Estos límites son necesarios para que los otros no te “pasen a llevar” y te respeten.

Una persona te pide algo y tú no lo quieres hacer, pero igual le dices que sí por miedo al rechazo o no te quiera. Cuando aquello ocurre no te estás priorizando y estás permitiendo que la otra persona decida por ti. No te estás valorando ni respetando.

Para empezar a decir que no es necesario trabajar tu seguridad personal, porque así te dejará de importar la reacción de la otra persona.

Sé que no es una tarea sencilla, porque en muchas ocasiones yo también dije que sí cuando en realidad quería decir que no. Luego comprendí la importancia que tiene mi tiempo y que yo decido cómo lo utilizo.

Entendí que detrás había un miedo a que no me quisieran y me rechazaran por decir que no. Pero cuando tome consciencia de aquello pude trabajar ese miedo y así comenzar a decir que no con total seguridad.

Ejercicio –> Anota el nombre de todas las personas que para ti es difícil decir que no. Luego escribe qué sientes cada vez que esa persona te pide algo. Por último, pregúntate qué puedes hacer para modificar lo que te genera el otro y cómo se sentiría decirle que no.

 

 

6. Que no te importe la opinión de las demás personas

 

Las personas se sienten con el derecho de opinar sobre los demás, y cuando dichos comentarios son perjudiciales te pueden generar un gran problema.

La opinión de los demás es solo eso: su propia opinión, con la que puedes estar de acuerdo, o no.

Cuando tomes consciencia que lo que digan los demás no te ayuda, comprenderás que es mejor no tomarlo en cuenta.

Además su opinión se basa en su propia experiencia, su inseguridad, y su propio miedo, y no tiene nada que ver contigo. Teniendo esto claro, podrás establecer límites sanos que no afecten tu espacio personal.

Ejercicio –> Cada vez que alguien te diga o te haga algo que te hace sentir mal, recuérdate que es solo su apreciación personal. Refuerza esta idea cuando te sientas incomprendida y que no te apoyan.

 

 

7. Cultiva tu amor propio

 

La autoestima sana es la clave del amor propio. Están interrelacionados.

No puedes dar a los demás lo que te falta. No puedes pedirle a otra persona que te entregue el amor que no sientes por ti misma.

La relación con uno mismo te acompaña toda la vida, por lo que es fundamental que esté basada en el amor. Aprende a llenar tus vacíos con amor desbordante hacia ti misma. Mientras más amor sientas por ti, más amor podrás entregar a los demás.

Ya lo decía Erich Fromm: “El amor a los demás y el amor a nosotros mismos no son alternativas opuestas. Todo lo contrario, una actitud de amor hacia sí mismos se halla en todos aquellos que son capaces de amar a los demás”.

En el próximo artículo profundizaré más sobre este tema.

Ahora quédate con la idea que te necesitas para toda la vida, y te necesitas bien. Amate.

Ejercicio –> Mímate, regálate algo lindo, define tu tiempo personal, agradece, escribe… haz todo lo que necesites para conectar contigo misma y entregarte el espacio y el amor que necesitas.

 

 

Artículos para aumentar tu autoestima

 

No quiero que te quedes solo con mi experiencia personal y las cosas que he hecho para tener una autoestima positiva. Por ello te dejo una lista de artículos que te ayudarán a que tengas una autoestima sana y adecuada.

Los artículos son de grandes profesionales del desarrollo personal y del bienestar. Todos son una invitación a valorarte y a mejorarte como persona para vivir en armonía y plenitud.

 

  1. “Cómo mejorar tu autoestima: 10 claves avaladas científicamente” escrito por Pau F. Navarro en Habilidad Social.
  2. “Cómo mejorar tu autoestima y cambiar tu perspectiva a partir de hoy (y todos los días)” escrito por Tania Sanz de Habitualmente.
  3. “Guía definitiva para mejorar la autoestima” escrito por Ana Vico de Be Fullness.
  4. “60 acciones claves para mejorar la autoestima hoy mismo: la guía definitiva” escrito por Álvaro López de Autorrealizarte.
  5. “Cómo mejorar mi autoestima” de Hana Kanjaa.
  6. “Cómo mejorar mi autoestima: guía paso a paso” de Alberto Blázquez de ABCoach.
  7. “Primer paso para mejorar la autoestima desde ya” de Tania Carrasco de RevolucionaT.
  8. “La guía más novedosa para mejorar la autoestima y la productividad personal” de Beatriz Blasco.
  9. “100 cosas para hacer que tu día sea pleno” de Agustín Grau.

 

 

Conclusión 

 

Es indispensable trabajar en mejorar tu autoestima cuando ésta es baja, porque cuando logres que sea alta te sentirás feliz y autorrealizada.

Dedicarte tiempo a ti misma y a mejorarte como persona te llevarán por un viaje de autoconocimiento que fortalecerán tu autoconcepto y la valoración de ti misma.

Tu autoestima personal y tu salud emocional tienen que ser prioridades en tu vida, porque de esta forma cambiarás por completo.

Aprovecha la vida para mejorar lo que no te gusta de ti y convertirte en tu mejor versión.

 

Ahora cuéntame:

  • ¿Cómo te ves a ti misma?
  • ¿Dirías que tienes una autoestima alta o baja?

 

 

¡Gracias por compartir!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin






Descarga gratis: 7 claves para conocerte más y mejor en tu siguiente viaje

Responsable: Viajes Que Transforman, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@viajesquetransforman.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

close

Escribe tu email y recibe gratis la guía

Responsable: Viajes Que Transforman, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@viajesquetransforman.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: