He quedado alucinada con las Cataratas del Iguazú. Y pensar que, en un principio, no tenía considerado ir a Foz de Iguazú. La cosa transcurrió así: cuando ya tenía los pasajes a Brasil, y la ruta más o menos formada para estar viajando casi 2 meses sola, me preguntan si iré a Foz de Iguazú, así que busqué en Google un mapa de Brasil, y cuando me di cuenta que estaba relativamente cerca de mi ruta todo cambió; reorganicé mi itinerario y fui. Ahora, lo considero un destino imperdible.

Foz de Iguazú y sus Cataratas

 

Foz de Iguazú es una ciudad en la que confluyen tres fronteras (conocida como triple frontera): Brasil, Argentina, y Paraguay. Por esta razón, la ciudad puede ser nombrada de dos formas: o Foz de Iguazú, en español; o Foz do Iguaçu, en portugués.

La principal atracción del lugar son las Cataratas del Iguazú (Cataratas do Iguaçu, en portugués), la cual forma parte del Parque Nacional de Iguazú. Están localizadas junto al río Iguazú, entre la provincia de Misiones en Argentina y el estado de Paraná en Brasil. Asimismo, fue declarada una de las 7 maravillas naturales del mundo en el año 2012.

 

 

¿Cómo llegar a las Cataratas del Iguazú?

 

Lo primero es llegar a la ciudad de Foz de Iguazú. Dependiendo de dónde te encuentres, tienes dos opciones: o en avión, en Brasil, llegando al Aeropuerto Internacional de Foz do Iguaçu (también conocido como Aeropuerto Internacional Cataratas); o en bus, la cual fue mi opción, ya que venía desde Camboriú.

Otro ítem a considerar es dónde decidas alojar. Al encontrarse en la frontera, tienes la opción de hospedarte en el lado brasileño o argentino. En mi caso, como ya me encontraba en Brasil, me quede en el lado brasileño, en un hostel muy lindo.

En el hostel donde me hospedé ofrecen una serie de tours, pero como no soy mucho de este tipo de cosas (prefiero recorrer los lugares sola), elegí sólo la opción del traslado. Decidí por ello sólo cuando fui a las Cataratas del lado argentino, para así no demorarme tanto con los trámites por cruzar la frontera, y contar siempre con trasporte. La razón de lo anterior es porque, si bien está la opción del transporte público, el inconveniente de esto es que el bus sólo te deja en la aduana pero no te espera hasta que hagas el trámite, lo cual implica que tienes que esperar a que llegue otro bus que te lleve a las Cataratas del Iguazú.

Dato: como me encontraba recorriendo Brasil, mi idea no era todavía abandonar el país sino sólo cruzar a Argentina por el día. En ese caso no hay que hacer ningún trámite en la aduana del lado brasileño. El único trámite que tuve que hacer fue el ingreso y, luego, la salida de Argentina. Con ello, evitaras tener problema con la fecha de ingreso al país en relación al día que realmente dejes el país (¿se entendió?).

Al segundo día, cuando quise ir al lado brasileño, utilicé el transporte público, el cual sale desde el terminal y te deja en la entrada del Parque Nacional. Para el regreso es lo mismo, pero a la inversa: lo tomas en la entrada del Parque hasta el terminal.

 

 

Diferencias entre el lado argentino y brasileño

 

Como les señale, las Cataratas del Iguazú se encuentran en la frontera entre los dos países, lo cual hace que la experiencia sea completamente distinta. Por esta razón, es indispensable conocer los dos lados.

 

  • Lado Argentino

Recorrer el Parque Nacional y las Cataratas del Iguazú, por el lado Argentino, es el que toma más tiempo. La inmensidad de su parque y la variedad de Cataratas hacen que estés alrededor de 7 horas recorriendo (la mayoría de las Cataratas están en este lado).

Al entrar al Parque te ofrecen una serie de actividades. En mi caso, me decidí por el Macuco Safari, el cual es un recorrido para observar la flora y fauna, para luego subirte a un bote que te lleva por el río Iguazú, para finalizar al interior de una Catarata. Quedé muy mojada, pero es una experiencia increíble sentir sobre uno la fuerza y el agua de la Catarata, además fue lo mejor para aguantar el calor que hacía ¡Lo recomiendo!

Después de terminado el paseo, lo demás lo haces a pie. El Parque tiene un camino señalizado y pasarelas que te van guiando, por lo que es muy fácil recorrerlo. Eso sí, no es plano, sino que hay subida y bajada, razón por la que te encontrarás con varios asientos para descansar y, también, para disfrutar del paisaje.

Lo más conocido -y con justa razón- es la Garganta del Diablo. La razón es que en este sector las Cataratas tienen una altura de 80 metros, siendo la de mayor caudal. Imagínense la impresión de la caída del agua a esa gran altura ¡Alucinante!

 

 

 

  • Lado Brasileño    

En este lado el Parque es más pequeño en comparación al argentino. Lo recorres en aproximadamente 3 horas.

La vista es totalmente distinta. Aquí es más bien contemplativo, es decir, observas las Cataratas del Iguazú desde lejos, lo cual te permite tener una panorámica general.

También aquí te ofrecen llevarte en barco al interior de la Catarata. En mi caso, no lo hice porque ya lo había hecho, y preferí por el lado argentino, ya que es mejor.

Lo bueno es que al tomar menos tiempo su recorrido, te permite visitar otro lugar. Lo que hice fue en la mañana ir a las Cataratas, y en la tarde ir al Parque Das Aves (Parque de las Aves, en español).

 

Parque Das Aves

 

Si bien el principal atractivo de Foz de Iguazú son sus Cataratas, también cuenta con otras actividades que se pueden hacer. Una opción es el Parque Das Aves.

Este Parque se encuentra afuera del Parque Nacional de Iguazú, lo cual implica que para entrar hay que pagar otra entrada. No obstante, por su ubicación, es una buena opción, ya que se encuentra al frente del Parque Nacional, por lo que sólo hay que cruzar la calle para llegar.

Si bien por el nombre uno puede pensar que en este Parque sólo hay aves, ello no es así. Te encuentras con una variedad de animales: reptiles, arácnidos, aves, entre otros.

 

 

Mi recomendación

 

En mi opinión, ir por 3 días a Foz de Iguazú es suficiente. Lo hice de la siguiente manera: primer día, Cataratas del lado Argentino; segundo día, en la mañana, Cataratas del lado Brasileño, y en la tarde, Parque Das Aves; el tercer día, lo dedique a pasear por la ciudad de Foz.

Hay personas que en su tercer día aprovechan de ir a Ciudad del Este, en Paraguay, por su cercanía y para comprar. En mi caso no lo hice porque es recomendable para ir a comprar y, según me dijeron, conviene sobre todo para cosas tecnológicas. Y como no me interesaba comprar nada, no fui.

Las Cataratas del Iguazú son realmente impresionantes. La belleza, su magnitud, la naturaleza, y tantas otras cosas, hacen que no tenga palabras suficientes para explicar la maravilla que son. Sólo hay que ir y vivirlo.

 

 

¡Gracias por compartir!

shares






Descarga gratis: 7 claves para conocerte más y mejor en tu siguiente viaje

Responsable: Viajes Que Transforman, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@viajesquetransforman.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

close

Escribe tu email y recibe gratis la guía

Responsable: Viajes Que Transforman, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@viajesquetransforman.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad.