En este post de invitado Mia Yarza, creadora de Mia Yarza, nos entrega una guía para cambiar de vida a los 40 y descubras cómo el miedo puede convertirse en tu compañera de ruta.

 

 

Cambiar de vida a los 40 es mucho más común de lo que nos pensamos. Todos en algún momento hemos querido cambiar algo, es muy normal, ya que posiblemente hemos querido acabar con algunas relaciones, cambiar de estudios o cambiar de lugar de residencia.

Si a esto le sumamos que llegamos al ecuador de nuestras vida, ¡voilá! Obtenemos el querer cambiar de vida en la mediana edad: a los 40.

Los cambios siempre están presentes en nuestras vidas y aunque nos cueste -a veces- aceptarlos, la realidad es que son necesarios para poder avanzar en nuestras vidas.

Lo cierto es que a medida que nos vamos haciendo más mayores parece que los cambios cuestan más. Ya no tienes esa flexibilidad y entusiasmo que parece que tenías a los 20 años.

Cuando estás en la mediana edad “el volver a empezar”, y hacer grandes cambios, nos da miedo, generalmente por no querer hacer el ridículo, por la frustración de no conseguirlo que se esconde detrás del “fracaso” y a la incertidumbre, a salir fuera de la zona de confort.

Pero quiero contarte que lo que te cuentas la mayor parte del tiempo son mentiras como la copa de un pino. Deja de mentirte ya y empieza a vivir, que la vida se te escapa entre los dedos como si quisieras sostener agua entre tus manos.

Lo mejor que puedes hacer en medio de una crisis, es aprovecharla para realizar un cambio profundo y sostenible… en los 40 tienes una buena excusa para arremangarte y ponerte de pleno a ello.

 

 

Aprovecha la crisis de los 40 

 

Tal cual, tu crisis o esa incomodidad de tener ya los 40 es perfecto para que te cuestiones todo y tomes una decisión de si realmente quieres cambiar de vida a los 40.

La crisis de los 40 viene para contarte que ya estás en la mitad de la vida, para que revises qué has hecho hasta ahora ¿Te gusta lo que tienes? Si no te gusta ya sabes lo que toca: a sembrar algo que sí te guste.

Además, es para que te plantees si vas en la dirección correcta para alcanzar lo que deseas, ¿crees que vas por buen camino?, ¿crees que tomas buenas decisiones?

Observar todo lo que tienes alrededor tuyo es la mejor pista que tienes para saber si realmente necesitas un cambio. Todo que está en tu vida habla de ti, y lo has pedido o creado de alguna manera.

¿Os habéis dado cuenta que hay personas a las que siempre les pasa algo en concreto? ¿Y por qué a ti te pasan otras? ¿En serio crees que las cosas pasan por tener buena o mala “suerte”?

Yo hace tiempo que dejé de creer en el Ratoncito Pérez y otros cuentos chinos que no me ayudan a avanzar en mi vida, es cuestión de prioridades.

Créeme que una crisis existencial es la mejor excusa para que hagas un análisis de situación y te replantees realizar los cambios y estrategias necesarios para vivir la vida que quieres.

Porque la realidad es que solo se vive una vez, al menos que seamos conscientes.

Y no me vengas con la cantareta del “soy muy mayor para cambiar mi vida ya” porque eso ya no cuela, lo mires por donde lo mires; está más pasado que las hombreras estilo “Loco Mía”.

 

 

Lo que esconde el “soy muy mayor para cambiar”

 

Esta frase me recuerda a las criticonas del pueblo… El “mira aquella, ya no tiene edad para ponerse faldas…” O “fíjate en la de más allá, siendo mujer que desgracia, no sabe ni cocinar”.

Así que vamos a dejarnos de excusas viejas y pasadas de moda como esta del “soy mayor para…” y vamos a estudiar las posibilidades.

Porque la verdad es que te estás escondiendo ya que tienes miedo. Ya va siendo hora que lo reconozcas, lo mires y le digas que tengas la edad que tengas, tú vales mucho y te mereces los mejor, y si hay que abordar cambios pues se hacen.

 

 

cambiar de vida a los 40

 

 

Muchas veces limitamos las opciones mentalmente, es el árbol que no nos deja ver el bosque y pensamos que es el fin del mundo, cuando en realidad a veces es simplemente una chorrada.

Recuerda las otras veces que has superado algo, ¡venga recuerdalo, date un minuto!  Cuando lo tengas en mente revisa su dificultad y verás que no era para tanto, ¡a qué no!  ¡Equilicuá!

La verdad es que hay infinidad de bosques y de árboles si lo piensas, y es que el mundo no te lo acabas ni de coña. Lo mismo pasa con sus oportunidades y posibilidades: son infinitas, pero tienes que prestar atención, dejar de quejarte y dejar de juzgar.

¿Quieres darte cuenta de lo adicto que eres a las quejas o al juicio? Te propongo un reto de 3 días sin quejarte o juzgar, tú eliges la modalidad, y cada vez que caigas -antes de que finalice el reto- vuelves a empezar. A ver cuánto tiempo te tiras antes de que seas capaz de conseguirlo 😉

Si haces todo eso que hemos ido comentando, entonces tomas responsabilidad y sí sientes el miedo, ¿verdad? Entra en juego la inseguridad, la incertidumbre y toda tu familia haciendo la ola a tu ego para que te des la vuelta y no sigas tus sueños.

 

 

Tener miedo es lo mejor que te puede pasar 

 

Pues sí señora, tener miedo es lo mejor que te puede pasar, y además nos pasa a todas porque ¡estamos vivas!.

Aquellas que son más atrevidas también tienen miedo, pero hacen lo que tienen que hacer a pesar del mismo.

Para mí, tener miedo es un buen indicador, quiere decir que tengo algo que aprender y por ese simple hecho ya vale la pena intentarlo. Sientes la adrenalina de estar vivo.

Y es lo mejor que te puede pasar porque el miedo te hace despertar, estar más alerta y estar más viva que nunca.

El miedo es la invitación al cambio, a superarte a ti misma, a cambiar para evolucionar, y a hacer algo nuevo.

El miedo puede ser tu palanca de cambio, ya que tras su desafío viene la valentía, la autoestima, la motivación y muchas otras piedras preciosas que puedes pulir porque están dentro tuyo.

Así que tener miedo de cambiar de vida a los 40 no es más que otro miedo más, pero sin mucho fundamento. Es la excusa que te pones, ya que los 40 es la edad perfecta para lanzarte a lo que realmente quieres en la vida.

Hay 50 formas de superar el miedo y convertirte en la auténtica triunfadora que llevas dentro. Sólo tienes que tener el valor de querer vivir tu vida, hacerte responsable y atreverte a ser tú misma desde la esencia.

 

 

Atrévete o vive a lo “zombi” 

 

La realidad es que o evolucionas o mueres; tal cual, una zombi más… ¿es eso lo que quieres de verdad?, ¿estar muerta en vida? La apatía puede ser muy autodestructiva.

  • Ser una zombi más es seguir culpando a todos de tus desgracias e infelicidad.
  • Ser una zombi es seguir haciendo “lo que se supone” que debes hacer en todo momento. Es hacer caso de tu ego y sentirte culpable cuando no lo haces
  • Ser una zombi es juzgar a todos y todo lo que se salga de la raya de lo común y no sea lo que tú piensas que debería ser, aun cuando piensas que los demás también hacen la misma acción destructiva.
  • Una zombi es no tomar responsabilidad de tu vida y seguir viviendo una vida miserable. Es no darse cuenta que eres tú quien puede cambiarla.

La vida es para disfrutarla; tú eres vida y debes vivirla en consonancia. Estamos para aprender; todos estamos en constante aprendizaje: o fluyes con ello disfrutando o tienes que hacer un cambio de percepción.

Creo que cuando eres mayor está el miedo a quedarte tal cual estás. Tienes la posibilidad de hacer un cambio real en tu vida: des el paso a “darte cuenta” de qué va la vida en realidad.

Ver claro que necesitas un cambio es uno de los primeros pasos para transformar tu vida.

 

 

Simplicidad y claridad para transformar 

 

Lo simple siempre entra mejor, ya que cuando las cosas son demasiado complicadas muchos abandonamos el barco: ciao cia decimos.

Lo mismo sucede con los cambios: si pueden ser simples- y sin grandes malabarismos- estamos más cerca de conseguir el éxito.

Cuando vemos que un cambio es complejo, lo que debemos hacer es desmenuzarlo y crear diferentes objetivos pequeños; crear los llamados -y fabulosos- baby steps de toda la vida: los pequeños pasos de bebé.

A partir de aquí, visualizando los pequeños objetivos, ganaremos claridad y perderemos el miedo; no nos dará tanto vértigo y lo veremos mucho más factible.

De la misma forma, cuando vemos que un objetivo nos intimida y da miedo, nos está invitando a que lo desmenucemos, a que lo hagamos pequeño y lo superemos poco a poco y con cariño.

La claridad es fundamental para vivir una vida alegre y tranquila; en armonía. Así cuando los pequeños pasos u objetivos están encaminados a lo que quieres conseguir, entonces sentirás la claridad.

Si el plan es simple -y por lo tanto lo ves claro- ya es pan comido. Igualmente puede ser que tengas miedo a la incertidumbre, pero lo aprovecharás para tirar para adelante con tu plan simple; te dará el empuje que necesitas.

La claridad realmente aparece cuando estás convencida y dejas de darle tantas vueltas a las cosas. Generalmente aparece cuando callas tu mente, das lo mejor de ti, sueltas y confías.

La meditación y el mindfulsess ayudan a callar tu mente, y a que sientas tus emociones de forma honesta y consecuente, a aceptarlas y poder transformarlas.

 

 

Primeros pasos para cambiar de vida 

 

Para realizar un cambio en tu vida primero tienes que tener claro en qué situación estás, qué recursos tienes y cómo te sientes.

Una vez tengas claro dónde estás tendrás que visualizar dónde quieres estar; esto es como un viaje: sales del punto A hacia el punto B, por ejemplo, un viaje de Barcelona a Madrid.

Una vez tienes bien claro a dónde vas, tendrás que ver qué opciones tienes de ir de Barcelona a Madrid con tus recursos, tiempo, y lo que quieras experienciar.

Por ejemplo, a una persona que sólo quiera llegar rápido -y tenga más recursos- cogerá un avión, mientras que otra que tenga mucho tiempo, y quiera conocer pueblos y costumbres, irá en coche e irá parando donde le parezca.

Ya sé que generalmente los cambios en tu vida no son como ir de Barcelona a Madrid, pero seguramente tampoco son tan complicados a como tú misma te los planteas; eso te lo aseguro.

Lo que sí es cierto, es que tendrás que empezar a cambiar frases tipo:

  • “Es que yo no puedo…” por “Estoy estudiando la forma de poder…”
  • “Y si pasa…por “yo hago todo lo que está en mi mano lo mejor que puedo y a partir de ahí suelto y confío”
  • “Siempre”, “núnca” por “esta vez…”

 

 

cambiar de vida a los 40

 

 

Ya… pero es que no sé qué hacer con mi vida

 

En este caso ya se te pasó el arroz; es muy tarde para ti ya…. “meeec” ¡respuesta incorrecta!.

Si no sabes qué hacer con tu vida tienes que hablar contigo misma; reencuéntrate porque baby sí lo sabes. El problema es que hay una capa tan gorda de “voy a gustar a los demás” que no te reconoces a ti misma; o te estás muriendo de miedo y te escudas en esto.

Así que empieza a indagar:

  • ¿Qué te gustaba de pequeña?
  • ¿Qué cosas te gustan hacer y se te dan bien?
  • ¿Qué te pide la gente que te rodea que hagas?

Piensa en quién te gustaría convertirte, y qué valoras más en esta vida.

También puedes recurrir a una coach especializada en propósitos y reinvención para que te ayude en tu búsqueda, así el camino se hará más corto, divertido y fácil. 

 

 

Ventajas de cambiar de vida a los 40 

 

Las ventajas de cambiar de vida a los 40 son muchas, pero la mejor de todas es que tanto si los tienes -como si no- y cambias, lo estarás haciendo ahora. Y es que esto es lo más importante, ya que sólo existe el ahora.

Cuando estás realmente viviendo en el “ahora” el miedo se esfuma. El miedo está en ti cuando estás viviendo en el futuro y pensando en todo lo malo que puede llegar a pasar.

Todo lo que haces “ahora” determina tu mañana, así que si tomas responsabilidad de tu vida: ¡bienvenida! Recogerás autoestima y otras muchas cosas chulas el día de mañana.

En el momento que empiezas a saber que la vida te pone delante lo que tienes que aprender para ir avanzando, todo se vuelve más flexible y fácil; pero tienes que tomar acción y dirección para que se haga más interesante.

Si empiezas a pensar así el miedo se esfumará, porque lo que venga será la oportunidad para hacer cosas nuevas, desarrollar nuevas habilidades, y sorprenderte de todo lo que puedes llegar a hacer.

Otra ventaja de cambiar de vida a los 40 es que tienes la otra mitad de vida restante para disfrutarla, ¡sólo estás en la mitad!, es un montón de tiempo -si te paras a pensar objetivamente- y además tú puedes decidir cómo quieres vivir, ¿no es genial?

Si algo he aprendido es que lo que “se suele pensar” son un conjunto de muchas bobadas que hoy en día no tienen mucho sentido, pero que seguimos pensando por inercia. Es así porque es lo que se ha hecho siempre y es una frase repetitiva que muchas veces ni nos replanteamos ni representa en absoluto.

Así que basta ya del “buah, ya tengo 40 tacos” y vamos a cambiarlo por el “Olee y reoleee, ya tengo 40 añazos bien puestos, toma ya”.

La tercera ventaja que veo importante es que a los 40 de nuevo tu vida se pone interesante, y lo haces -seguramente- desde otro punto de vista. Ya no eres tan impaciente, se ha despertado una parte más espiritual en ti, y tienes mucha experiencia.

Mi consejo es que pases bastante de toda esa experiencia y le des un poco de juego a todo, precisamente porque esa experiencia te dice que dejes de montar tantos planes que la vida ya lo hace por ti, así que dedícate a vivirla y a disfrutarla en vez de planear tanto.

Empieza a cuestionarte todo y a mirarlo desde otro punto de vista..

  • ¿y si hubieras sido mujer?
  • ¿y si fueras musulmana?
  • ¿si fueras transexual?
  • ¿y si tuvieras que viajar sin tantos recursos?
  • ¿y si la limpieza no fuera tan importante para ti?

La finalidad de todo esto es mirar a la vida con cariño y te des cuenta de todo lo que tienes para agradecerlo; no para darle tanto problema a todo, a quejarte y dar por saco.

Busca la forma más fácil para ser feliz haciendo lo que realmente has venido a hacer; poner tus dones al servicio de los demás, y disfrutar de ello.

 

 

El éxito de convertirte en ti misma 

 

Esta es la mejor parte; si todavía no lo has hecho, y estás en la cuarentena, lo hagas pero ya: empieza a disfrutar del éxito de ser tu misma desde la esencia, no del ego.

El convertirse en uno mismo es algo muy sencillo, pero no quiere decir que sea fácil, ya que nos hemos esforzado mucho en ser otras muchas cosas, como una copia chunga de nosotras mismas, cuando en realidad somos una Monalisa auténtica e irreemplazable.

Hay que desaprender, poner todo bajo sospecha, empezar a preguntarnos si realmente nos gusta lo que hacemos, cómo lo hacemos y desde dónde lo hacemos.

Ser honesta con una misma es el reto principal que te llevará a tu propio éxito personal. Es el principio de una larga y hermosa amistad contigo misma. A partir de ahí podrás ver como el resto de tus relaciones se vuelven mucho más honestas y genuinas.

Porque no es más que un reflejo de lo que ya tenemos dentro de nosotras, así que no intentes cambiar de vida a los 40 cambiando lo que tienes alrededor porque te perseguirá, créeme. Intenta cambiar lo que opinas y sientes sobre esa situación personal y míralo como si fueras una niña chica y con cariño. La vida te sorprenderá de alguna forma con esa comprensión y amor incondicional, no dudes.

Así de fácil, así de sencillo…

 

 

Coach de reinvención que tiene como misión ayudar a 40añeras que se sienten perdidas en su vida personal y profesional a encontrar su camino, reinventarse desde el ser y convertirse en la triunfadora que llevan dentro.







Descarga gratis: 7 claves para conocerte más y mejor en tu siguiente viaje

Responsable: Viajes Que Transforman, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@viajesquetransforman.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

close

Escribe tu email y recibe gratis la guía

Responsable: Viajes Que Transforman, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@viajesquetransforman.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: